Por amor al cerdo

Por amor al cerdo

En Lomarosa, somos amantes del cerdo. Desde la crianza de los animales hasta que el corte llega a la mesa de nuestros clientes, cuidamos cada detalle para asegurar un producto de excelente calidad.

¡Es lo que nos define!

¿Por qué comer carne de cerdo?

Además de ser una carne de un extraordinario sabor, el cerdo está lleno de beneficios para nuestro cuerpo y está ampliamente recomendado como parte fundamental de una dieta balanceada. Cada día, la ciencia descubre más y más características de este animal, que sirven para romper los mitos y estigmas relacionados a su consumo.

¡Estas son algunas de las razones por las que deberías agregar el cerdo a tus comidas!

La carne de cerdo tiene menos grasa que la de otros animales

A diferencia de lo que se cree comúnmente, la carne de cerdo puede ser tan magra como una pechuga de pollo sin piel, dependiendo del área de corte y la alimentación del cerdo. Su perfil lipídico consiste principalmente en ácido oleico (48%), el cual tiene un efecto cardioprotector y ayuda a equilibrar los niveles de colesterol en el organismo.

Esto la hace ideal para el consumo de aquellas personas que están tratando de reducir su consumo de grasa.

Es rica en vitaminas, minerales y otros nutrientes

La carne de cerdo no solo es baja en grasa; también tiene un alto contenido de vitaminas y minerales que ayudan al desarrollo y mantenimiento de nuestro cuerpo. Es especialmente rica en vitamina B1 (¡hasta 10 veces más que otras carnes!), la cual actúa en el metabolismo de las grasas y carbohidratos, ayudando a convertir los alimentos que consumimos en energía.

También aporta hierro, zinc, fósforo y potasio en abundancia.

Tiene un alto contenido proteico

Los cortes extramagros y magros tienen un contenido proteico superior al 20% por cada 100gr de cerdo y son una fuente natural de aminoácidos para el desarrollo muscular del cuerpo. Sumado a su bajo contenido de grasas, la carne de cerdo es muy recomendada como parte de una dieta balanceada y puede ser muy beneficiosa para los deportistas.

Es de fácil digestión

Debido a su consistencia y composición, la carne de cerdo es fácil de comer y de ligera digestión. Esto hace que sea sencillo incorporarla en la dieta de todo tipo de personas, desde niños hasta adultos mayores.

Es muy versátil al momento de cocinar

Casi todo el cuerpo del cerdo es apto para el consumo humano, por lo que su carne es una de las más apreciadas en todo el mundo. Esto se traduce en una mayor variedad de sabores, consistencias y valores nutricionales que puedes agregar a tu plato, dependiendo del corte que elijas.