Del campo a la mesa

13 | 06 | 2022
Del campo a la mesa

Del campo a la mesa

Campo bien hecho, cerdos bien criados.

Para nosotros, el cuidado de los cerdos es mucho más que un negocio. Entendemos que, para que la producción sea más favorable, debemos velar por el bienestar de los animales, su salud, su alimentación y mantener unas estrictas normas de cuidado que nos ayuden a optimizar los recursos y a preservar la calidad del ganado.

Estos son los pilares de nuestro modelo de trabajo:

Alimentación balanceada

La alimentación de los cerdos influye enormemente en su desarrollo y la calidad final de su carne. Por eso, dependiendo de su etapa de desarrollo, nuestros cerdos son criados con concentrados específicos, que garantizan todos los nutrientes que el animal necesita para crecer saludable.

Entornos adecuados y seguros

Nuestros espacios están acondicionados para la comodidad y limpieza de los animales. Trabajamos mucho en ofrecer áreas favorables para su cuidado, donde se sientan cómodos y donde puedan mantenerse hidratados cada vez que lo necesiten, además de tener fácil acceso a la alimentación.

Prevención, diagnóstico y tratamiento sanitario

La salud animal y la humana están estrechamente relacionadas, especialmente si se trata de animales para consumo. Por eso, trabajamos incansablemente para prevenir brotes de enfermedades al mantener espacios y animales limpios, implementar calendarios de vacunación oportunos y vigilar atentamente la salud de cada cerdo.

Espacio y compañía para expresarse

Los cerdos son animales sociales, que necesitan compartir para sentirse tranquilos. Nuestras granjas cuentan con espacio suficiente para que los cerdos puedan desarrollarse y actuar plenamente de acuerdo a su naturaleza.

Sin miedos ni maltratos

El estrés físico o mental puede impedir el desarrollo de los cerdos, ya que obstruye la producción de hormonas benéficas en su organismo. En Lomarosa, evitamos cualquier tipo de estrés que pueda inhibir el estado fisiológico natural del cerdo, como el miedo o el dolor.